· 

Inmediatez, impersonal. Querido whatsapp

Hoy te comparto un tema que me tiene loca y con el que yo misma no sé manejarme demasiado bien. A ver si me ordeno al escribirte y con lo que tú me aportes.

 

Como te puedes imaginar, es muy propio en las sesiones de terapia conversaciones de este estilo: “y yo le dije”, “y él/ella” me dijo”, “luego gritando me contestó”, “y yo terminé por no contestarle y me fui”, o del estilo “el otro día terminé la relación” o incluso “hemos empezado a salir, me encanta, es la persona que estaba esperando…”

Lo que a mi me cuesta horrores aceptar es que después de muchos minutos de sesión me doy cuenta de que todo esto ha sido por Whatsapp. ¡No puede ser! Pues sí.

Cuando les propongo que todo eso que han hecho por whatsapp lo hagan presencialmente les entra el pánico y lo ven como taaaaaan definitivo que a algunas personas les cuesta mucho hacerlo.
Personas de todas las edades, ya tenemos un código personal para saber cuándo alguien “grita”, “goza”, “se enfada mucho, o poco”, “ama locamente”, en función del número de repeticiones del emoticono, bloquear, silenciar… y demás y echamos mano de ello para comunicar cualquier tipo de asunto.

Conclusión, si antes la comunicación presencial ya era un lío imagínate ahora en que cada cual tenemos nuestro mapa de creencias y de emoticonos preferidos. No hay quien se aclare.

No vivo en la edad cuaternaria para saber que esto es lo que se lleva ahora, pero ¿de verdad uno deja una relación de pareja o la empieza por whatsapp? Antes me horrorizaba, ahora ya le echo mucho humor y me permito esta reflexión contigo.

Porque la comunicación por whatsapp tiene muchas ventajas: agiliza, facilita… todo vinculado con la rapidez e incluso diría con la seguridad (avisar de dónde estás, si estás en peligro y percances varios)
Pero os aseguro que tiene algunos aspectos en los que creo que hemos de poner atención:

  • El anonimato
  • La impersonalidad
  • La intrusión
  • El control (lo ha visto y no me ha contestado, no lo ha visto, lleva 3 días y no me ha respondido, me ha bloqueado, sólo ha puesto un emoticono y esperaba 3
  • ….

Es una lista enorme de casos que producen angustia en la persona. Y si a esto le sumas que hay quien no atiende al código de inmediatez del whatsapp ahí ya la tenemos liada.
Hemos de tener una agenda (electrónica claro) para saber qué amigos responden pronto, cuáles no responden nunca, cuáles se toman un tiempo, cuáles lo hacen por la noche, cuáles al mediodía, cuáles no tiene whatsapp (sí, algunx queda), cuáles sabemos que lo ven y no responden, cuáles…

¿Volvemos a incorporar la llamada telefónica e incluso la quedada para vernos?
¿Cómo te manejas con esto? 

¡Me interesa mucho tu opinión!

Un abrazo grande virtual, claro, y hasta noviembre.