L@s guerrer@s de hoy... y de siempre

Cuando estudiaba en el colegio los hitos de la historia, en cualquier materia, filosofía, ciencia, literatura… lo hacía para saber escribirlos luego en un examen. Esa era la propuesta.

 

 

Por ejemplo: Copérnico fue un científico de la edad media cuya mayor aportación fue decir que la tierra no era el centro del universo (geocentrismo), sino que ésta giraba alrededor del sol (heliocentrismo) y este era el hecho destacable a aprenderse para el examen.

 

Hoy en día me pregunto, qué crees que hubiera pasado si alguien hubiera planteado, por ejemplo, estudiando a Copérnico, algo así:

 

 

“Imagínate que toda la humanidad cree que todo gira alrededor de la tierra y va un científico y te dice que no, que la tierra gira alrededor del sol, que lo que cree todo el mundo es erróneo y que hay que revisar todas las ideas y creencias que hasta ahora se han configurado a su alrededor”

 

Y ante eso hubiéramos reflexionado sobre el impacto de este hecho en el propio Copérnico, en la comunidad científica, política y religiosa a la que le llegó esta noticia (recuerda que hubo un tiempo en el que no existía móviles ni internet), en la población civil (si es que les llegó)….

 

 

Hubiera sido apasionante retrotraernos a la época y ponernos en la piel de Copérnico, en su casa, revisando una y otra vez sus notas, viendo su descubrimiento y sintiendo, a la vez, alegría desbordante y pánico al tener que anunciarlo, pensando en las consecuencias, por ejemplo…. colocarnos en la piel de sus colegas científicos, agarrados a la antigua idea intentando descalificar a Copérnico, o los que lo aplaudieron, a los estamentos eclesiásticos, con lo que esta nueva visión implicaba….

 

 

¡Igual no hubiéramos dado todo el temario pero hubiera sido muuuuucho más rico!

 

 

Pienso así para todas las personas que en un momento dado de la historia dieron un paso adelante para mostrar sus nuevos avances, romper con lo establecido, poner en riesgo lo que fundamentaba sus vidas e iniciar un nuevo camino con lo descubierto.

 

 

Y si a estas alturas del texto sigues leyendo imagino que estarás pensando…. ¿y dónde irá a parar esta larga reflexión?

 

 

Pues verás, este hecho histórico de la humanidad, de ir revisando teorías, pensamientos, creencias… e ir avanzando, para en el fondo, tener una vida más plena y dejar a nuestros hijos un mundo mejor, es lo que considero que es UN PROCESO DE CRECIMIENTO personal.

 

 

Un camino de guerrer@, en el que las ideas y creencias que aprendimos en nuestro sistema familiar, social y cultural las cuestionamos, las revisamos y las vamos evolucionando, a pesar o mejor dicho, con los miedos que implica cuestionarte lo incuestionable, despejar la niebla que a veces acompaña a esa idea, tomar la riendas de lo que realmente tú sientes y empezar a vivir de forma diferente a la aprendida, acorde a eso que sientes.

 

 

Son muchas, muchas las frases y creencias que voy revisando. A día de hoy estoy flexionando sobre el impacto que puede haber tenido en mi vida la frase que encabeza un artículo de Javier Muro: El sufrimiento no te da derecho a nada….

 

 

¿Estás tú con alguna que te resuena puede ser importante revisar?

 

 

Me encantará conocerla, ya que creo que “nada de lo humano nos es ajeno (Publio Terencio 165 a.C.)” y seguro que me hará reflexionar a mí también.

 

 

¡Buen camino!

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Alline Talkington (domingo, 05 febrero 2017 12:35)


    It's a shame you don't have a donate button! I'd without a doubt donate to this outstanding blog! I suppose for now i'll settle for book-marking and adding your RSS feed to my Google account. I look forward to brand new updates and will share this site with my Facebook group. Chat soon!