Sobre la responsabilidad y la actitud lúdica

Cuando decimos que uno de los pilares básicos de la terapia Gestalt es la responsabilidad…. ¿a qué nos referimos?, ¿a hacer las cosas “bien”?, ¿a ser responsables, serios , educados y “personas de bien”?, ¿a cumplir las leyes y normas sociales?, ¿a asumir la “culpa” de lo sucedido?...

¿Qué entiende cada uno de nosotr@s por ser responsable?
 
Lo primero que os aclaro es que me refiero a ser responsables en lo que acontece en las relaciones que establecemos con el otro y con el medio. Se complica la cosa….

Antes de empezar en este mundo de la consciencia mi opinión era clara y sencilla: Cuando las "cosas iban mal", la responsabilidad siempre era del otro. Que surgía un enfado o se rompía la relación, la responsabilidad era del otro, que iba mal un proyecto, la responsabilidad era del jefe, que surgía una ley que no me gustaba, la responsabilidad era del gobierno... y así con todo. Era una postura.
A día de hoy, después de poner atención a mi vida, a mis relaciones, a lo que sucede, a lo que me sucede, empiezo a verlo desde otro lugar: cuando una relación se deteriora, cuando alguien tiene una reacción sorprendente, cuando ocurren hechos que me desagradan…la reacción inmediata es la reacción emocional (eso sigue viniendo lo primero), pero ahora en vez de quedarme ahí, y darle rienda suelta a esa emoción, a veces (y cada vez más a menudo) me paro y me pregunto ¿qué he puesto yo en la relación para que se esté danto esto?

Es decir, paro, activo la curiosidad por querer saber, rebajo mi juicio (mi sentencia en muchos casos), llevo la atención a mí y busco una respuesta creativa (en el sentido de nueva).

Y esto es lo que quiero decir con cultivar una Actitud Lúdica Interna: mirada sin juicio, curiosidad y creatividad, a la vez. Esto es lo que estoy explorando para “responsabilizarme”. Me hace bien y me hace real y la buena noticia es que esto “se entrena”!! ¿Te animas a explorar?

Me gustará recibir tus reflexiones!!

Escribir comentario

Comentarios: 0